Embarazo histórico deja a todos en la sala de parto sin palabras.

Cuando Oksana Kobletskaya, de la ciudad ucraniana de Odessa, se quedó embarazada, se llenó de alegría.

loading...

La mujer de 36 años ya era madre de una hija de tres años, y ella y su esposo Sergey estaban ansiosos por dar la bienvenida a un miembro más de la familia.

Pero lo que pensaron que sería un embarazo normal se convertiría en un giro impactante que dejaría a todo el mundo sin palabras.

Oksana y Sergey habian planeado tener familia y consideraban que dos hijos era el número perfecto.

Simplemente no tenían los medios para mantener a más niños y la pareja estuvo de acuerdo.

Pero incluso en las primeras etapas de su embarazo, Oksana sospechó que estaba embarazada de más de un niño.

Ella no pudo evitar pensar que algo era diferente.

“Nadie en nuestra familia había estado embarazada de gemelos. Estaba segura de que nunca experimentaría algo como esto”, dijo Oksana a la fuente de noticias alemana Heftig.

Pero el hecho era que esto era solo el comienzo y había una sorpresa más grande que aún no se había mostrado…

Cuando Oksana fue a hacerse una ecografía, vio al doctor comenzar a fruncir el ceño.

Y pronto recibió una noticia increíble.

“Cuando vi el shock en la cara del médico, mi corazón se detuvo por un momento”, dice Oksana, y continúa:

“Luego lo escuché murmurar algo como: ‘Mereces tener una casa grande junto al mar …’”

El médico explicó: “Puedo ver cinco fetos, tal vez seis. Es difícil decirlo”.

Resultó que Oksana estaba esperando cinco bebés.

Como probablemente puedes imaginar, esto es extremadamente raro. Solo 1 de cada 47 458 321 embarazos tiene quintillizos.

Mientras Oksana aún intentaba recuperarse de las noticias, el médico corrió por el hospital casi en éxtasis. Nadie en el hospital había visto algo así.

Pero para Oksana y Sergey, no todo eran caras sonrientes.

“Me sentí como en una pesadilla, y como si me fuera a despertar en cualquier momento”, recuerda Oksana.

Ella y su esposo no pudieron evitar preocuparse: se dieron cuenta de que se verían obligados a cambiar todos sus planes de futuro.

“Lleva tiempo procesar este tipo de noticias. Quiero decir, que no sabíamos como nos las íbamos a arreglar para cuidar a tantos niños”, dice el esposo Sergey

En su semana 30, la futura mamá ingresó en el hospital y se preparó para el parto.

Cuando llegó a la sala de parto, había 8 médicos esperándola.

“Me trataron como si estuviera hecha de porcelana; fueron extremadamente cautelosas”, dice Oksana.

Oksana dio a luz a tres niños y dos niñas mediante cesárea.

Los médicos estaban preparados para lo peor, ya que este tipo de embarazo conlleva grandes riesgos.

Aunque las cosas no pasaron como lo planeó esta familia, ¡estoy segura de que tendrán un futuro brillante y feliz!

Con tanto amor en su vida, y el apoyo de miles de desconocidos, estoy seguro de que estarán bien.

¡Pincha me gusta y comparte para desearles a esta preciosa familia la mayor de las suertes en un futuro!

También le puede gustar...